click to enable zoom
Cargando Mapas
No hemos encontrado ningún resultado
abrir mapa
Vista Mapa de carreteras Satélite Híbrido Tierra Mi localización Pantalla Completa Prev Sig

Your search results

Pedagogía basada en Educación Libre

Publicado por wp_admin en 12 febrero, 2017
| 0

Cada escuela es como un pequeño mundo; con su mirada sobre la infancia, sus valores, sus normas…

Este artículo forma parte de una serie en la que os presentamos algunas de las pedagogías más conocidas.

Hay una escuela para cada familia, estamos seguros de que encontraréis una en la que os sintáis como en casa 😉

En este artículo hablaremos sobre…

EDUCACIÓN LIBRE

 

¿Qué es la educación libre?

 

Los proyectos de educación libre, más que escuelas, son lugares de convivencia. Cada proyecto de educación libre es como una pequeña comunidad; hay mucha participación de los padres, que en algunos proyectos pueden ejercer de co-educadores y se da vital importancia a una buena adaptación de los niños a la escuela, respetando el ritmo de cada familia.

Estas escuelitas suelen estar fundadas por educadores y por familias; son proyectos pequeños y familiares.

¿Cuál es la filosofía de la educación libre?

La esencia de la educación libre es la no-directividad y el respeto profundo por las vivencias de cada niño.

Algunas de estas escuelas están inspiradas en proyectos como Summerhill (Inglaterra) o El Pestalozzi (Ecuador).

El aprendizaje no está definido con un programa: las actividades se organizan según los intereses y propuestas de los niños.

Los educadores no ‘enseñan’ ni marcan lo que hay que aprender, sino que acompañan estas experiencias sin dirigirlas o juzgarlas. Eso no quiere decir que ‘todo vale’, pero sí que hay un marco amplio de libertad para que cada uno pueda desarrollarse según su manera.

 

Además de velar por los niños, también se pone atención a que las dinámicas de la escuela sean armoniosas y respetuosas con las personas adultas que forman parte de la comunidad 🙂

 

¿Cómo son las escuelas de educación libre?

En esta escuela no hay pizarras ni pupitres en fila. La escuela es más parecida a una gran casa.

El espacio interior suele tener diferentes ambientes preparados con materiales de todo tipo y juegos, que están disponibles para los niños, para inspirar vivencias y aprendizajes.

Aunque algunas escuelas de educación libre usan materiales Montessori, se distinguen de las escuelas Montessori porque dan más importancia a que se aprenda a través de experiencias que no a que se haga de manera formal con materiales didácticos.

 

En muchas escuelas de educación libre los ambientes están delimitados para que las actividades de cada niño no se solapen entre sí: hay espacios para hacer actividades tranquilas, espacios para moverse y hacer más ruido, espacios donde es posible ensuciar más con materiales y texturas, etc.

 

Se suele dar importancia al espacio exterior, un lugar en el que estar en contacto con la naturaleza y poder aprender con todo el cuerpo: observando los ciclos, trepando árboles, experimentando con el fango…

 

¿Qué programa tienen?

 

Las escuelas de educación libre no suelen tener un programa académico definido ni actividades fijas.

Tanto los adultos como los niños pueden sugerir actividades, pero éstas suelen ser siempre voluntarias; no suele haber actividades impuestas o programadas por los adultos.

El programa del día sale de los intereses e ideas de los propios niños.

 

Por ejemplo, es posible que, durante una mañana, un grupo pequeño de niños proponga hacer una salida al bosque con un educador. Otro grupo de niños pueden dedicar la mañana a inventar un juego con disfraces, y otro niño quizás pase la mañana leyendo solo en un espacio tranquilo, u observando un insecto en el patio.

Gracias a la relación con otras personas, consigo mismo, y con el entorno, el niño aprende de forma natural sobre el mundo que le rodea.

Las normas básicas de convivencia de la escuela determinan los límites de cada actividad, pero siempre en un marco de libertad con respeto por uno mismo y por el otro.

 

¿Cuál es el rol de los educadores?

El rol de los educadores es esencial.

Se basa en observar, cuidar, y acompañar a los niños en sus experiencias. Sin embargo, se pone atención en no invadirlas o juzgarlas. Se cuida mucho el lenguaje corporal y la forma de estar del educador.

Las ratios son muy pequeñas para asegurar que los adultos puedan estar presentes y disponibles.

Además del respeto y de la escucha, en la educación libre se valora mucho el trabajo de los límites. Los límites forman parte de la vida y son indispensables para el bienestar y la seguridad de todo el grupo. También hacen que los niños aprendan a ser responsables de sí mismos y de su entorno. Sin embargo, en educación libre los límites no se aplican con castigos; se transmiten de forma muy clara, segura y concisa, pero también respetuosa, usando la lógica y explicando las consecuencias naturales.

Las normas de la comunidad se suelen pactar conjuntamente.

 

 

 

 

¿Conocéis alguna escuelita de educación libre? ¿Qué créeis que aporta a los niños y a las familias? ¿Sabíais que a algunas escuelas de educación libre también se las conoce como Escuelas democráticas?

¡Esperamos vuestras experiencias en los comentarios!

Dejar un comentario

Su dirección de email no será publicada.