click to enable zoom
Cargando Mapas
No hemos encontrado ningún resultado
abrir mapa
Vista Mapa de carreteras Satélite Híbrido Tierra Mi localización Pantalla Completa Prev Sig

Your search results

LA PEDAGOGÍA MONTESSORI

Publicado por wp_admin en 12 febrero, 2017
| 0

¡Bienvenid@s a esta serie de artículos sobre corrientes pedagógicas!

 

En cada uno de ellos os hablaremos de algunas de las pedagogías más conocidas: Montessori, Educación Libre, Waldorf, Método Estándar y Estimulación Temprana.

Esperamos que estos artículos os ayuden encontrar la escuela que sintoniza más con vuestra familia 🙂

Empezamos con…

 

LA PEDAGOGÍA MONTESSORI

 

¿Qué es la pedagogía Montessori?

 

La pedagogía Montessori es una corriente creada por Maria Montessori a principios del siglo XX.

 

¿Cuál es la filosofía de las escuelas Montessori?

 

La esencia de estas escuelas es crear escuelas que inspiren el aprendizaje y donde se fomente la libertad y la responsabilidad.

 

Según Maria Montessori, los niños pasan por varias etapas sensibles a medida que crecen.

Los períodos sensibles son etapas en las que el niño tiene mucho interés por una habilidad en concreto, siente un impulso natural para aprenderla y todo su cuerpo está preparado para ello.

Por ejemplo, un niño de dos años suele tener el interés y el impulso de aprender a moverse más que de aprender a sumar 🙂

Según Montessori, si respetamos ese ritmo y ese interés natural, los niños aprenden con bienestar y de forma sólida.

¡Y no sólo hablamos de aprendizaje académico!

Aunque las escuelas Montessori siguen un programa académico, allí los niños se desarrollan de forma harmoniosa en todos los sentidos.

 

¿Cómo suelen ser las escuelas Montessori?

 

Estas escuelas suelen ser espacios agradables y cálidos, con muebles del tamaño de los niños, decorados con libros, plantas y obras artísticas.

¡Los niños absorven toda la información de su alrededor!

El espacio está dividido en diferentes ambientes preparados con materiales didácticos.

Los materiales didácticos que se utilizan han sido creados por pedagogos Montessori y están diseñados especialmente para que los niños puedan aprender cada habilidad concreta.

Al usar los materiales con sus manos, los niños no sólo aprenden usando la mente, sino que involucran todo su cuerpo.

 

El niño puede moverse en libertad por esos ambientes, no está sentado en un pupitre, así que las actividades que elige están en sintonía con sus intereses. Los niños pueden trabajar en el suelo, en cojines o en mesas. Pueden moverse en grupo, en parejas o solos, observar a los demás mientras trabajan o dedicar un tiempo a pensar qué les gustaría hacer.

Se busca que el aprendizaje sea algo agradable y que aporte bienestar, que no sea algo forzado o estresante.

El ambiente Montessori inspira el aprendizaje y les ayuda a ser autónomos; alienta a los niños a tomar decisiones importantes y a cultivar su responsabilidad desde bien pequeños.

 

¿Qué programa tienen?

Estas escuelas suelen seguir un programa académico marcado, pero no todos los niños aprenden lo mismo ni de la misma manera. Cada niño adapta el programa a sus intereses y a su propio ritmo.

 

Los materiales didácticos están diseñados para trabajar todas las materias básicas: sentidos, lengua, matemáticas, mundo natural, educación cósmica, motricidad, etc.

Cada niño escoge un material didáctico según sus intereses y lo usa para aprender sobre diferentes habilidades, como la escritura, los números, el sentido del espacio, etc.  Una vez usado lo vuelve a guardar en su sitio.

En la escuela también se trabaja la convivencia, el respeto mutuo y la comunicación.

Se intenta dar recursos a los niños para que resuelvan sus propios conflictos y para que se cuiden a sí mismos, a sus compañeros y al espacio común.

El método Montessori valora mucho el bienestar emocional y el aprendizaje que se hace de forma vivencial.

 

¿Cuál es el rol de los profesores?

Los profesores Montessori basan su trabajo en la observación y, sobretodo, en el propio desarrollo personal. Como los profesores son respetuosos con los niños, éstos aprenden a respetarse a sí mismos y a los demás.

La base de la pedagogía Montessori es la confianza en la capacidad del niño y en su propio ritmo. Los adultos no dirigen el aprendizaje de los niños, aunque sí que pueden intervenir para guiarlos en el caso de que lo necesiten. Por ejemplo, pueden sugerir materiales nuevos a algún niño para que evolucione en su aprendizaje.

En resumen: facilitan el aprendizaje guiándolo de forma respetuosa y amorosa.

 

 

 

 

 

¿Conocéis alguna escuela Montessori en vuestra ciudad? ¿Sabíais que la pedagogía Montessori no sólo en escuelas, sino que también se utiliza en muchos hogares como si fuera una forma de vida?

¡Esperamos vuestras opiniones o experiencias en los comentarios!

Dejar un comentario

Su dirección de email no será publicada.